Momos tibetanos de queso y espinacas

Ingredientes:
  • 150 gr. de queso fresco. Si quieres un sabor más pronunciado puedes sustituirlo por feta o queso fresco de cabra
  • 100-120 gr. de espinacas frescas, blanqueadas 1 minuto en agua hirviendo. Después bien escurridas y troceadas
  • 1/2 cebolla pequeña picada
  • 1 cucharadita de pasta de ajo-jengibre
  • 1 chile pequeño verde troceado
  • 1/2 cucharadita de pimienta de Szechuan, tostada en seco 1 minuto y luego molida, lo puedes sustituir por pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cebolleta china troceada


Procedimiento:

Preparación del relleno:

En una sartén con algo de aceite sofríe la cebolla y el chile hasta que este blanda y traslúcida. Añadir la pasta de ajo-jengibre y saltea unos 30 segundos, teniendo cuidado que no se queme.

Añade las espinacas y el queso y sazona con la pimienta de Szechuan, el comino y la sal.  Mezcla bien y desmenuza el queso para que ligue con las espinacas.

Pon las cebolletas y deja otro par de minutos.

Retira y deja enfriar.

Dejar reposar al menos media hora.


Preparación de los momos:

Pon una oblea en una tabla limpia. Dispón una cucharadita de relleno en el centro y pinta los bordes con un poco de agua con maicena. Cierra en forma de “media luna plegada”. Aprieta bien los bordes para que no se abra. Es importante que los dumplings tengan una base estable para poder ponerlos en la sartén. Repite con el resto del relleno y las obleas.

Prepara una sartén grande y antiadherente con unas gotas de aceite  vegetal y ponla a fuego suave. Coloca los dumplings sin que se toquen. Deja que la base se fría ligeramente hasta tostarse y ponerse crujiente, entonces añade agua caliente hasta 1/3 de la altura de los momos. El agua comenzará a chisporrotear, entonces cierra con una tapa antes de que se escape el vapor.

Dejar hervir a fuego medio unos 5 minutos, teniendo cuidado que el agua no se evapore completamente. Cuando ya no quede agua destapa y añade una gota de aceite debajo de cada empanadilla. Deja otro minuto hasta que la base vuelva a estar crujiente.

Sirve sobre una base de salsa de tomate, con la parte tostada hacia arriba..
Fuente: Cocina oriental

No hay comentarios:

Publicar un comentario