Fideos de arroz con salteado de tofu y pimiento.


Ingredientes :

  120 g de fideos de arroz, 
  225 g de tofu firme, 
  1 pimiento rojo, 
  1 trocito de jengibre fresco, 
  1 cucharada de salsa de soja, 
  1/2 cucharadita de especias para curry, 
  1/4 cucharadita de ajo granulado, 
  1 cucharadita de cúrcuma, 
  1 lima o 
  1/2 limón, 
  pimienta negra, 
  sal, 
  aceite de oliva virgen extra, 
  perejil o cilantro fresco.  
    





Preparación:

Para elaborar estos cakes he utilizado una bandeja para muffins con seis huecos, de siete centímetros de diámetro en la parte inferior y nueve en la superior. Comenzamos engrasando las paredes de cada hueco y espolvoreándolas con harina. A continuación, vertemos una pequeña cantidad de caramelo en la base de cada cavidad.

Rallamos las naranjas con un rallador fino y reservamos la ralladura. Las pelamos, retirando bien la membrana blanca que las recubre y las cortamos en discos de un centímetro de grosor. De cada naranja utilizamos los tres discos centrales, el resto lo podemos usar para otra elaboración. Colocamos los seis discos de naranja en las cavidades del molde, sobre el caramelo.

En un recipiente amplio, batimos la mantequilla (que habrá de estar a temperatura ambiente), el azúcar y los huevos. Tamizamos la harina junto con el impulsor químico y se lo agregamos a la mezcla anterior. Removemos con una espátula. La masa es muy densa, así que agregamos el agua bien caliente para que resulte más sencillo incorporarla. Removemos hasta homogeneizar.

Repartimos la masa entre las seis cavidades de la bandeja para muffins y cocemos en el horno, pre-calentado a 180 ºC durante unos 25 minutos. Para comprobar si los cakes están listos, introducimos una brocheta. Si esta sale seca, entonces podemos retirarlos del horno. Dejamos que se atemperen bien antes de desmoldarlos, para que no se nos rompan en el proceso.
 

Cuando queráis servir estos cakes individuales de naranja y caramelo, retirad el copete de la superficie para que, al voltearlos, queden bien asentados. Servidlos como postre acompañados de queso mascarpone y un chorrito de miel o más caramelo. 
 
Fuente: Directo al paladar

No hay comentarios:

Publicar un comentario