Justicia alimentaria


“Los alimentos son un área de nuestra vida en la que podemos experimentar en forma directa la bondad que recibimos de otros. Es también un área en la que podemos percibir nuestra dependencia del planeta y de la sociedad. Cada vez que nos sentamos a disfrutar de una comida, estamos aceptando un regalo del planeta y de las personas que, en conjunto, proveen nuestro sustento. Cada vez que comemos, probamos un bocado de nuestra dependencia de muchos otros seres y de la propia tierra. Cada comida nos ofrece una muestra de su bondad hacia nosotros. Cada comida llega hasta nuestro plato a través de redes muy largas y complejas que involucran a mucha gente, muchas plantas y muchos animales. [...] Muy extensas cadenas de interacciones conforman sistemas que hacen posible que los alimentos lleguen hasta nosotros, comida tras comida, a lo largo de toda nuestra vida. Por desgracia, muchos de esos sistemas conllevan la explotación de seres humanos, de animales y del medio ambiente. Estemos o no conscientes de tal explotación, nos alimentamos de los subproductos de ella. Nos beneficiamos de esa explotación y, por tanto, tenemos una responsabilidad por el terrible sufrimiento que se causa a los animales para producir nuestros alimentos.”

Su Santidad el XVII Karmapa Ogyen Trinley Dorje The Heart is Noble: Changing the World from the Inside Out, en el capítulo sobre la Justicia Alimentaria, Shambala (en prensa, 2013).