Justicia alimentaria


“Los alimentos son un área de nuestra vida en la que podemos experimentar en forma directa la bondad que recibimos de otros. Es también un área en la que podemos percibir nuestra dependencia del planeta y de la sociedad. Cada vez que nos sentamos a disfrutar de una comida, estamos aceptando un regalo del planeta y de las personas que, en conjunto, proveen nuestro sustento. Cada vez que comemos, probamos un bocado de nuestra dependencia de muchos otros seres y de la propia tierra. Cada comida nos ofrece una muestra de su bondad hacia nosotros. Cada comida llega hasta nuestro plato a través de redes muy largas y complejas que involucran a mucha gente, muchas plantas y muchos animales. [...] Muy extensas cadenas de interacciones conforman sistemas que hacen posible que los alimentos lleguen hasta nosotros, comida tras comida, a lo largo de toda nuestra vida. Por desgracia, muchos de esos sistemas conllevan la explotación de seres humanos, de animales y del medio ambiente. Estemos o no conscientes de tal explotación, nos alimentamos de los subproductos de ella. Nos beneficiamos de esa explotación y, por tanto, tenemos una responsabilidad por el terrible sufrimiento que se causa a los animales para producir nuestros alimentos.”

Su Santidad el XVII Karmapa Ogyen Trinley Dorje The Heart is Noble: Changing the World from the Inside Out, en el capítulo sobre la Justicia Alimentaria, Shambala (en prensa, 2013).

Papas al horno con huevo

Ingredientes:
  • 1 huevo
  • 2 papas
  • 4 o 5 dientes de ajo
  • perejil
  • sal
  • aceite.
     
Procedimiento:

Para empezar, pelar las papas y los ajos. Cortar las papas a dados y ponerlo todo en una fuente con un par de cucharadas de aceite, un puñado de perejil y un poco de sal.

Mezclar bien para que quede todo empapado de la mezcla.

Ponerlo al horno precalentado a 180 grados una media horita.

Hacer un huevo frito.

Para presentar, poner el huevo en el centro del plato y las papas alrededor.
Fuente: Para vegetarianos

Calabacines rellenos

Ingredientes:
  • 2 calabacines (para 2 personas)
  • una cebolla dulce pequeña
  • 2 puñados de soja texturizada gruesa
  • medio puñado de nabo deshidratado
  • tomate frito ecológico (queso rallado opcional)
  • aceite de oliva virgen
  • sal. 
Procedimiento:

Pon la soja texturizada en remojo durante media hora y el nabo deshidratado unos 10 minutos.
Parte los calabacines por la mitad (a lo largo) y ponlos a hervir unos 15 minutos en agua con un poco de sal hasta que la carne se ablande un poco, pero que esté firme.
Una vez se haya ablandado la carne del calabacín, sácalos de la olla y escúrrelos. Cuando se hayan enfriado un poco, saca la carne del calabacín sin romper la piel, que se rellenará posteriormente. Con una cucharrilla de café la puedes sacar fácilmente. Trocea la carne de los calabacines y sálala al gusto.
Pica la cebolla y sofríela en una sartén. Antes de que empiece a dorarse, añade la soja bien escurrida. Remueve continuamente para que no se queme la cebolla y una vez que la soja empiece a dorarse, añade la carne de los calabacines, el nabo y 4 cucharaditas de café de tomate frito. Remueve durante unos 3-4 minutos y retira del fuego.
Unta la bandeja del horno con tomate frito y pon encima la piel vacía de los calabacines y añádeles el relleno que acabas de retirar de la sartén. Una vez los hayas rellenado, cúbrelos ligeramente con tomate frito y, si consumes queso, pon un poco por encima de queso rallado.
Ponlos en el horno a 180º durante 10 minutos, para gratinarlos ligeramente.
¡Si te hubieras excedido con las cantidades y te sobrara un poco de relleno, puedes aprovecharlo como salsa para hacer una rica pasta!

Fuente: Para vegetarianos

Orejas de carnaval

Ingredientes:
  • 1 vaso pequeño (65 ml aprox.) de anis
  • la misma cantidad de aceite de girasol
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas soperas de azucar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1/2 kg de harina
  • aceite abundante para freir
  • azucar glass para espolvorear.
Procedimiento:

1. Batir los huevos con el azucar y agregar el aceite y el anis.

2. en un bol grande poner la harina y la levadura, hacer un hueco y meter ahi la mezcla anterior de huevos.

3. cuando este toda la harina integrada, amasar bien sobre la encimera hasta conseguir una masa elastica y fina. Enharinamos la encimera y el rodillo y vamos estirando trocitos de masa del tamaño de una nuez.

4.Una vez estirada bien la oreja (cada trocito de masa), le hacemos un pellizco para darle la forma y freimos en aceite bien caliente unos segundos por cada lado.

5.Ponemos en un platro con papel absorvente y espolvoreamos de inmediato con azucar glas al gusto.

NOTA: podemos añadir a la masa un poco de agua templada si nos queda muy dura.

Fuente: Para vegetarianos

Milanesas de avena

Ingredientes:

♥ 1,5 tazas de avena en copos
♥ 2 tazas de agua
♥ 1 pastilla de caldo de verduras
♥ ¼ de cucharadita de salvia
♥ ¼ de cucharadita de perejil picado
♥ ¼ de cucharadita de tomillo
♥ 1 diente de ajo picado (sin nervio)
♥ una pizca de pimienta negra molida
♥ 2 cucharaditas de humo líquido (opcional)

Preparación:

Para empanar
♥ ¼ de taza de almidón de maíz (maicena) mezclado con ½ taza de sémola de trigo extrafina
♥ 4 cucharadas de harina de garbanzo mezcladas con 1 cucharada de vinagre de manzana, una pizca de sal y aproximadamente ½ taza de agua (lo suficiente para hacer una mezcla no demasiado cremosa ni demasiado líquida, más líquida que una bechamel)
♥ 1 taza de pan rallado japonés o grueso
♥ Aceite de girasol para freír

Pon a hervir el agua con el caldo de verduras a fuego alto. Remueve la pastilla de caldo para que se deshaga bien. Cuando entre en ebullición fuerte añade las hierbas, el ajo, el humo líquido (es opcional) y la avena y remuévelo bien. Deja que se cueza a fuego lento 5 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. La mezcla irá espesando y se irá formando una pasta. Tenemos que cocerla hasta que se forme una pasta muy densa y difícil de remover.
Apártalo del fuego y deja que se enfríe (puedes meterlo en la nevera).

Prepara un plato hondo o un tupper con la mezcla de almidón de maíz y sémola, otro con la mezcla de harina de garbanzo y otro con el pan rallado.
Ve cogiendo partes de la masa con las manos (unas 2-3 cucharadas), dales forma de bola y aplástalas (no las hagas muy finas). Pásalas primero por la mezcla de almidón, procurando que queden bien cubiertas. Dales unos golpecitos para eliminar el exceso de almidón. Ahora pásalas por la mezcla líquida y que quede bien cubierta por ambos lados. Por último, pásalas por el pan rallado, cubriendo bien ambos lados y los bordes. Ve dejando las milanesas en un plato para después congelarlas, freírlas o hacerlas al horno.

Una vez hechas todas puedes meterlas en bolsas de congelación y congelarlas, cuando quieras usarlas sólo tendrás que freírlas sin necesidad de descongelar.

Para freír las milanesas calienta abundante aceite en una sartén honda (al menos suficiente aceite como para cubrirlas) a fuego medio-alto, hasta los 180ºC (si no tienes freidora o termómetro, introduce un palillo (palillos chinos de los de comer o cocinar) hasta que toque el fondo. Si salen rápidamente un montón de burbujitas, es que ya está caliente a 175-180ºC; si salen unas pocas burbujitas estará a 160ºC aprox.). Ve poniendo las milanesas que quepan en la sartén y cocínalas por ambos lados 2-4 minutos, hasta que veas que se doran. La masa interior ya está hecha, así que sólo necesitamos dorar el empanado.
Cuando las hayas dorado ponlas sobre una rejilla con papel de cocina absorbente.

Para hacerlas al horno hay que precalentarlo a 190ºC. Coloca las milanesas en una bandeja de horno con papel para hornear, dejando una pequeña separación entre ellas. Cuando se haya calentado el horno mete las milanesas a altura media y cocínalas unos 8 minutos, hasta que veas que empieza a dorarse el pan rallado. Saca la bandeja, dales la vuelta y hornéalas 3-4 minutos más, lo justo para que empiecen a dorarse y estén crujientes.

Sírvelas calientes como acompañamiento de ensaladas, verduras, arroces, pastas o guisos, o con salsas para acompañar. En general van bastante bien con todo, aporta un toque muy crujiente, sabroso y jugoso. También las puedes usar para bocadillos, con lechuga, tomate, veganesa (mayonesa vegetal) o con lo que quieras.

Fuente: creativegan y compartida por nuestra amiga Leslie Serna.

Arroz con frutas y leche de coco


Ingredientes :

  • 150 g arroz basmati
  • 1 plátano
  • 1 kiwi
  • 5 fresas
  • 2 cucharaditas de coco rallado
  • 2 cucharaditas de azúcar integral
  • 300 ml de agua
  • 4 cucharadas de leche de coco
  • hojas de menta



Preparación:

JPela, limpia y pica el plátano, el kiwi y las fresas en dados y colócalos en un bol. Pica finamente la menta e incorpórala a las frutas. Mezcla.

Hierve el arroz solo con agua. Refresca el arroz bajo el grifo de agua fría y añádelo al bol de la fruta.

Agrega el azúcar , el coco y la leche de coco. Mezcla bien y sirve..

Ensalada de quinoa, uvas y tofu


Ingredientes:

  • 1 y 1 / 3 tazas de quinoa 
  • 1 cubo de caldo de vegetales 
  • 1 / 2 taza de almendras rebanadas 
  • 2 Cdas de vinagre de arroz 
  • Hierbas italianas 
  • 2 Cdas de aceite de oliva 
  • 2 tazas de tofu, cortado en trozos pequeños 
  • 1 y 1 / 2 tazas de uvas verdes, cortadas por la mitad

Enjuagar la quinoa bajo agua corriente fría, escurrir. Llevar 2 tazas de agua a ebullición. Añadir la quinoa y un cubo de caldo de verduras. Reducir el calor, cubrir y cocinar a fuego lento durante 15 a 20 minutos, hasta que la quinoa esté tierna y todo el líquido se absorba. Destapar y dejar enfriar.

Tostar las almendras en un sartén a fuego lento durante 3 a 5 minutos, hasta que se doren ligeramente. Para la vinagreta: mezclar el vinagre y hierbas. Poco a poco añadir el aceite, mezclar bien. Colocar la quinoa en un recipiente y añadir el tofu, las uvas y mezclar bien. Verter el aderezo sobre la mezcla. 

Colocar en el refrigerador al menos 4 horas. Añadir las almendras tostadas justo antes de servir y adornar con más uvas, si se desea. Servir a temperatura ambiente.

Canelones de Requesón en Salsa de Espinaca

Ingredientes:
  • 4 cucharadas aceite de oliva
  • 2 cucharadas cebolla picada
  • 1 paquete champiñones frescos rebanados
  • 3/4 taza nuez pecanera picada
  • 500 gramos requesón natural
  • 1 cucharada de sazonador de caldo de verduras
  • 12 láminas pasta para lasagna cocidas al dente
  • 350 gramos espinaca fresca picada
  • 3 tazas leche descremada
  • 1/2 taza aderezo de mayonesa
  • 2 cucharadas fécula de maíz

Procedimiento:

Para el relleno, derretir 2 cucharadas de aceite de oliva y sofreír la cebolla. Agregar los champiñones y una vez que estén suaves, añadir las nueces, el requesón y espolvorear el sazonador.

Colocar un poco del relleno en cada lámina de lasaña y enrollar para armar los canelones, acomodarlos en un refractario engrasado.

Para la salsa, sofreír las espinacas con la Margarina Primavera® restante. Dejar entibiar.

Licuar las espinacas con la leche, el Aderezo de mayonesa y la fécula de maíz. Regresar a la cacerola y cocinar a fuego bajo por 5 minutos.

Verter la salsa sobre los canelones y hornear a 180 ° por 15 minutos.

Fuente: Recepedia

Ensalada Tricolor

Ingredientes:
  • 2 cucharaditas de albahaca seca
  • 1 manojo chico espinacas lavadas desinfectadas sin tallo
  • 4 hojas lechuga francesa lavadas desinfectadas
  • 1/2 taza jitomate cherry cortados por la mitad
  • 1/2 taza pimiento morrón rojo desvenado sin pepitas cortado en tiras delgadas
  • 2 cucharadas cebolla finamente picada
  • 1 taza col blanca previamente cocida en ramos pequeños
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • 4 cucharadas vinagre de manzana
Procedimiento:

Partir las espinacas y las hojas de lechuga con las manos en trozos pequeños, del tamaño de un bocado. Después colocarlas en un recipiente.

Colocar los demás vegetales en el recipiente junto con las hojas verdes. Mezclar todo muy bien.

Añadir el aceite y el vinagre, y posteriormente las cucharaditas de albahaca seca

Fuente: Recepedia

Pudin de Castañas

Ingredientes:
  • Medio kilo de castañas
  • 6 huevos grandes
  • Medio litro de nata líquida
  • 350 gramos de azúcar Medio kilo de castañas
  • 6 huevos grandes
  • Medio litro de nata líquida
  • 350 gramos de azúcar
Procedimiento:

Lo primero que hay que hacer es pelar las castañas y poniéndolas a cocer en una olla con abundante agua hirviendo, con un poco de sal. Cuando las castañas estén bien tiernas las sacamos y dejamos escurrir del todo. Apartamos unas 9-10 castañas que usaremos después decorar el pudin una vez esté listo.

A continuación vamos a poner a calentar una sartén con unos 200 gramos de azúcar a fuego lento. Poco a poco se irá derritiendo y convirtiendo en caramelo. Usamos este caramelo para cubrir el fondo del molde en el que vamos a servir el pudin, o moldes si vamos a usar varios. Antes de que se enfríe el caramelo colocamos las castañas que apartamos antes troceadas, para decorar el pudin.

Después cogemos el resto de castañas cocidas y las echamos en un recipiente, agregamos los huevos batidos, los 150 gramos de azúcar restantes y la natal líquida, y trituramos con la batidora hasta obtener una crema bien homogénea y sin trozos grandes. Vertemos la crema resultante en el molde caramelizado y vamos a hornearlo al baño maría. Para ello ponemos el horno a 180ºC y cuando alcance esa temperatura dejamos hornear durante unos 40-45 minutos. Antes de sacarlo del horno comprueba que está bien hecho por dentro, y déjalo enfriar unos minutos y después mételo en la nevera. Cuando esté bien frío, desmóldalo y sírvelo para comerlo, verás que delicioso está.

Fuente: Recetas para Postres